TP TRAINERS. Entrenadores personales. | TIPOS DE HAMBRE
15853
post-template-default,single,single-post,postid-15853,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
El hambre Tp Nutrición

TIPOS DE HAMBRE

TIPOS DE HAMBRE

El hambre es la necesidad de comer.

¿Cuántas veces has pasado por delante de una pastelería y su escaparate te ha abierto el apetito? ¿Y cuántas veces has entrado en casa y sólo por el olor te ha entrado un hambre feroz? ¿Y cuando sales de clase de spinning? A veces, controlar esos impulsos es misión imposible.

El mecanismo del hambre es una de las cosas más estudiadas en el mundo entero. Tantos han sido los estudios que han nacido varias clasificaciones. Me parecen muy interesantes todas las clasificaciones. A lo mejor reconozcas el tipo de hambre que os domina.

Son varios los autores que clasifican e hambre en dos tipos;

  1. Hambre física. Cuando tu cuerpo necesita alimentos. Notas el estómago vacío o rugidos, incluso puede que te duela un poco la cabeza si tienes mucha hambre. Ignorar este tipo de hambre no es buena idea, ya que eso te llevará a tomar decisiones precipitadas y a comer alimentos altos en azúcares y grasas.
  2. Hambre psicológica. Este tipo de hambre suele aparecer cuando tienes estrés, estás frustrado, enfadado, aburrido o simplemente porque tienes comida a mano.
El hambre Tp Nutrición

El hambre Tp Nutrición

 

También existe una clasificación de 3 tipos;

  1. Hambre bucal. Ansiedad y los atracones van de la mano. Cuando pierdes el control de lo que comes, no sabes cuánto comes. Si comienzas a ser consciente del bocado de comida que llevas a tu boca, sientes su sabor y lo masticas correctamente, verás que esta ansiedad disminuye.
    El hambre Tp Nutrición

    El hambre Tp Nutrición

  1. Hambre olfativa. Puedes estar a metros de distancia de la cocina y sentir el olor a la comida recién preparada. Esto genera una serie de reacciones orgánicas que pueden generar hambre y deseos de “comerte todo”. Cómelos lentamente saboreándolos.
  1. Hambre visual. La comida entra por los ojos. Si la presentación de una comida es agradable a la vista, puede que pierdas el control y quieras comer todo lo que está en el plato.

Si antes de llevarte el primer bocado a la boca prestas atención a lo que comes y disfruta de ellos, las probabilidades de que tengas un atracón se reducen.

 

Jan Chozen Bays, pediatra de Harvard y autora del libro “Comer Consciente: Una guía para redescubrir una relación sana y alegre con los alimentos”, identifica siete tipos de hambre diferentes. Una clasificación que puede ayudarnos a prevenir problemas nutricionales.

El hambre Tp Nutrición

El hambre Tp Nutrición

7 tipos;

  1. Comer por los ojos. El sentido de la vista es un potente estimulante del apetito, nos atraen las manzanas más rojas o las moras más brillantes.
  2. Hambre por olores. Seguro que no has podido resistir la tentación de comprar pan o bollos cuando pasas por un horno a primera hora. Se agudiza cuando estamos en ayunas.
  3. Hambre de sabores nuevos.Es lo que nos pasa cuando vamos a un restaurante  y pedimos varios platos con sabores dulces, salados, amargos, etc., no podemos parar a pesar de que hemos comido suficiente. Mastica despacio para que tu estómago tenga tiempo de enviar la señal de saciedad al cerebro.
  4. Hambre de estómago.Es el hambre física, cuando nos suenan las tripas.
  5. Hambre celular. Es el hambre que experimentamos los seres vivos que nos conduce a buscar alimentos para sobrevivir. Nacemos con una apetencia innata por alimentos dulces para obtener energía o por alimentos salados para evitar la deshidratación. Si tu cuerpo te pide algo dulce o salado, te está enviando una señal de que falta algo, revisa la dieta, la hidratación, el sueño y el entrenamiento.
  6. Hambre mental. Cuando lees que el chocolate negro es rico en antioxidantes, racionalizas el estudio para justificar tu “enganche” al chocolate, por ejemplo. Es el poder de la mente.
  7. Hambre de corazón.Es un hambre sentimental, al buscar en las comidas favoritas el vacío que nos entristece. Es importante analizar nuestros sentimientos y no dejarnos llevar por la autocompasión del “pobre de mí, al menos la comida nunca me falla”.

¿Has encontrado el tipo de hambre que tienes? 🙂

Lidia Bastián Nutrición & Dietética