TP TRAINERS. Entrenadores personales. | ¿Me lo como o no me lo como?. Cómo dejar los dulces.
15874
post-template-default,single,single-post,postid-15874,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

¿Me lo como o no me lo como?. Cómo dejar los dulces.

¿Me lo como o no me lo como?

Dejar de comer dulce. Tp Trainers.

Profundizamos las causas de la necesidad de comer cosas dulces.

El azúcar, por lo tanto es también el chocolate, una droga, adictivo. Es el principal causante de la obesidad.

La glucosa que contienen los alimentos dulces provoca un “bienestar” momentáneo que te hace sentir bien. Sin embargo es un alivio a muy corto plazo y que a la larga agrava el problema, en vez de solucionarlo.

En España la media son unos 120 g de azúcar al día por persona (¡más de 10 cucharadas de postres!) que se toman casi sin darse cuenta.

Salimos del trabajo, pasamos por delante de una panadería y no nos podemos resistir, o estamos en casa por la tarde y de repente tenemos muchas ganas de picar algo. Por la tarde la tentación y las ganas de dulce son más fuertes que nunca. ¿Por  qué se genera este deseo irrefrenable y qué podemos hacer para controlarlo?

  • La primera causa es la necesidad de azúcar.

Podemos tener pequeñas hipoglucemias, debido a grandes periodos sin comer nada. El cuerpo no sabe diferenciar los tipos de azúcares (bollería, fruta, cereal) y siempre nos apetece más el que contiene grasa. El cerebro, el bazo y los riñones viven exclusivamente de glucosa. Si no reciben a lo largo del día empiezan a funcionar mal porque recurren a otros nutrientes.

Las dietas no equilibradas tienen el concepto erróneo de que los hidratos engordan; lo que hace que un alto porcentaje de mujeres no tomen glucosa, se sientan cansadas, no aguanten las dietas y no logren un peso más saludable porque simplemente no pueden aguantar tres días sin tomar algo con azúcar o chocolate.

Hay que saber diferenciar entre una bajada de azúcar y una bajada de tensión, porque a veces nos pensamos que debemos tomar azúcar y lo que necesitamos son sales minerales y alimentos salados.

¿Cómo compensamos la necesidad de glucosa? Tomando cereal integral por la mañana, a mediodía y por la tarde sin falta, y de forma regular. El cuerpo poco a poco se acostumbrará a recibir glucosa en un hidrato completo y ya no tendrá esta ansiedad.

Debemos intentar no hacer comidas con mucha proteína animal o fritos o grasa; es necesario compensarlo en una misma comida con cereal integral y verduras  con diferentes sabores (ácido, amargo, neutro…) para equilibrarlo y después no sentir que nos falta algo dulce o frío para terminar. Después de cenar, podemos lavarnos los dientes para evitar picar mientras descansamos en el sofá.

  • Otra causa puede ser una carencia emocional o vacío que queremos llenar con la comida que más nos gusta. Sin embargo vemos que no acaba llenando lo que realmente queremos que llene. Si te sientes estresado, trata de evitar comer dulces. Busca otra salida, como hacer ejercicios o respirar profundamente.

Dejar de comer dulce. Tp Trainers.

Somos más fuertes que el deseo, y lo debemos saber controlar.

  • La falta de dopamina; la dopamina es un neurotransmisor que fabricamos sobre todo cuando nos sentimos recompensados por algo que hemos hecho. Cuando está baja, lloramos con facilidad y estamos más irritables. Es, pues, imprescindible para tolerar situaciones de estrés: cuando pasamos estrés nos apetece comer dulce.
  • En el caso de las mujeres, el síndrome premenstrual puede desencadenar las ansias por los dulces, debido a una disminución de la producción de endorfinas. Consumir azúcar aumenta los químicos del cerebro que te hacen sentir bien. Otro efecto secundario positivo de consumir azúcar incluye la liberación en el cuerpo de un químico que actúa como un analgésico.

Aquí os dejo un artículo con más información sobre el azúcar y las grandes desventajas.

LO QUE NO SABÍAS SOBRE LOS AZÚCARES

Estrategias contra la debilidad;

  • Masticar mucho y comer como mínimo en veinte minutos –que es lo que tarda el cuerpo a enviar señales desde el estómago hasta el cerebro.
  • Evita comer azúcar en el desayuno. Empieza el día sin alterar el nivel de glucosa en la sangre. Si le das un pico grande de glucosa, después este bajaría y entraras en zona de peligro a lo largo del día. Mejor comienza tu día con un desayuno alto en fibra, proteína y que contenga carbohidratos integrales.
  • Hacer un pequeño snack a media mañana y merendar. Pero sobre todo tenerlo siempre a mano: en casa (planificar la compra), en el trabajo, en el bolso. Fruta, frutos secos, etc.
  • Come proteína en cada comida, te mantendrá saciado.
  • Tomar fibra soluble, que tiene un efecto más saciante y disminuye la velocidad de absorción de la glucosa de los alimentos.
  • Realizar más actividad física semanal con picos de alta intensidad intercalados con ratos de ritmo suave para mejorar la resistencia a la insulina.

Dejar de comer dulce. Tp Trainers.

  • Terapias alternativas como el auriculoterapia o la acupuntura pueden ser de gran ayuda para controlar la ansiedad.
  • No comprar para tu casa cualquier tipo de dulce. Si no está en casa es más probable que no lo comas.
  • Piensa en que te puede arruinar tus dientes y te pone en riesgo de desarrollar enfermedades peligrosas como la diabetes. Y ¡TE HACE ENGORDAR!
  • Bebe mucha agua. Cuando sientes un antojo, puede ser que tu cuerpo te esté diciendo que está deshidratado. Las señales de sed y hambre son similares. Y a veces, es difícil diferenciarlas. Así que la próxima vez que sientas un antojo, antes de que te comas el helado, prueba tomándote un vaso de agua fría. Lo más probable es que tengas sed y poco a poco el antojo desaparecerá.
  • Lee las etiquetas. Yo lo leo y se me quitan las ganas de comer dulce. El azúcar está oculto en la mayoría de los alimentos procesados. Si no puedes leer los ingredientes o hay muchos de ellos, es probable que el producto sea rico en azúcar. Otros nombres comunes de los distintos tipos de azúcar son: jarabe de agave, azúcar morena, edulcorante de maíz, jarabe de maíz, dextrosa, fructosa, glucosa, lactosa, maltosa, sacarosa, jarabe de maíz rico en fructosa, concentrado de jugo de frutas, miel, azúcar invertido, azúcar de malta (maltosa), melaza, azúcar cruda, azúcar y jarabe.

 

Dejar de comer dulce. Tp Trainers.

  • ¿Todavía tienes el anhelo? Come un trozo pequeño de chocolate oscuro. El chocolate negro, consumido con moderación, puede ser una buena fuente de antioxidantes, y se puede bajar la presión arterial. El chocolate es levantador de ánimo: estimula las ondas cerebrales y reduce los niveles de estrés.

El chocolate eleva los niveles de antioxidantes, que ayudan a combatir los radicales libres que causan enfermedades.

Dejar de comer dulce. Tp Trainers.

El chocolate es como conseguir en el amor: éste también contiene un compuesto llamado feniletilamina, o PEA. PEA se genera en cantidades relativamente altas en el cerebro cuando nos enamoramos. Feniletilamina es también un químico que se encuentra en el cuerpo que es similar a la anfetamina (anfetamina causa adicción). Ayuda a mediar sentimientos de vértigo, la atracción, la euforia y excitación. Los investigadores creen que la feniletilamina hace que el cerebro libere dopamina mesolímbico en los centros de placer del cerebro, que alcanza su máximo durante un orgasmo.

Yo cuando me apetece dulce suelo hacer recetas caseras de postres quitando los elementos grasos y de azúcar. Y otra de mis grandes opciones es un bol mezclar queso fresco con plátano o fresas y nueces con un poco de miel, (opción dulce más saludable) o incluso unas tostadas con mermelada y crema de queso light. Cualquier cosa es mejor que cualquier producto procesado cargado de grasas saturadas y azúcares. ¿No te parece?

Os dejo un enlace con recetas bajas en calorías.

http://www.elenasomoano.com/es/category/blog_consejos/recetas_saludables/

Espero que todos estos consejos te sirvan para poder controlar las ganas de azúcar. 😉

 

Lidia Bastián Dietética y Nutrición